Comprar por comprar, comprar algo que no necesitas, 0 esperar al período de rebajas para realizar compras son acciones que pueden acabar en un problema con las compras y para solucionarlo se necesita ayuda de un profesional y seguir un tratamiento. La adicción a las compras es un trastorno de la conducta que esta influenciado por la sociedad de consumo. En el artículo de hoy vamos a hablar de la adicción a las compras y del aumento de este problema en el período de las rebajas.

¿Qué es la adicción a las compras?

Denominado también como oniomanía o shoppingmania, el síndrome de compra compulsiva es un tipo específico de alteración del comportamiento, que se define como adición; por el cual una persona es incapaz de controlar sus tendencias e impulsos que le llevan a comprar.

Esta adquisición puede estar fijada en un determinado objeto, bien o servicio, de forma que se tenga una tendencia irrefrenable a adquirir toda clase de zapatos o bolsos, por poner un ejemplo; o puede estar asociada al hecho de comprar por comprar, sea el producto que sea.

La compra genera en la persona adicta una satisfacción inmediata, con la que cree llenar su vida de sentido y con la que consigue borrar temporalmente los problemas.

La utilidad tampoco es motivo porque los adictos a las compras no estrenan sus adquisiciones y las acumulan en casa produciéndoles un sentimiento de culpabilidad que les mueve a volver a las tiendas, a veces a escondidas, para quitárselo y sentirse feliz.

Es una “adicción encubierta” porque la persona no reconoce que tiene un problema y ve normal su comportamiento”, ya que vive en una sociedad “donde nos bombardean con insistencia en la publicidad y totalmente consumista”.

En qué momento se tiene una adicción a las compras

  • Cuando nos sentimos tristes, deprimidos o enojados, lo único que nos calma es ir de compras.
  • Del entorno familiar y de amigos nos llegan mensajes críticos con nuestra desmedida afición a comprar.
  • Aún a pesar de haber comprado muchas cosas o haber realizado un gran gasto, nos sentimos insatisfechos cuando reflexionamos en casa sobre los objetos adquiridos.
  • Vemos que se nos va el dinero sin darnos cuenta, y a menudo estamos irritados por haber gastado el dinero tontamente.
  • Nuestro tiempo libre lo dedicamos preferentemente a visitar los centros comerciales o ir de escaparate en escaparate.

Tratamiento

Cuando el comprar se convierte en necesidad irreprimible surge el problema

Lo más urgente es conseguir un diagnóstico profesional y un tratamiento efectivo que resuelva la situación. Si tienes dudas y quieres cambiar tu vida, llámanos.

Déjame que te cuente...

El saber no ocupa lugar... Comparte la información con tus conocidos!!!